¿Cómo contaminar menos al viajar en coche?

1. No calientes el coche.- Los vehículos de últimas generaciones cuentan con tecnología que les permite calentar sin problemas mientras inician su recorrido a una velocidad moderada, de modo que en cuando enciendas tu auto ponlo a rodar, de lo contrario sólo estarás contaminando el ambiente.

2. Que la primera sea corta.- Si tu auto es estándar, cambia de primera a segunda velocidad en un lapso de dos segundos o más o menos seis metros. La primera marcha es la que más gasta gasolina y mientras más revoluciones tu vehículo, más esfuerzo hará el motor y más contaminación genera. Trata de cambiar a una velocidad superior cada vez que tu unidad alcance las 2 mil o dos 2 mil 500 revoluciones por minuto.

3. Mantén una aceleración uniforme.- No des frenazos intempestivos ni cambies rápidamente de velocidad hacia abajo, lo más recomendable es mantener una aceleración constante y evitar frenar con velocidad. Procura entonces, que tu desaceleración sea suave y paulatina, eso te ayudará también a ahorrar combustible.

4. Bájale a tus pingüinos.- Utiliza el aire acondicionado sólo cuando sea necesario. El A/C consume ocho caballos de fuerza, y obliga a que tu auto consuma más gasolina de lo normal, y lo incita a contaminar más. Te recordamos que una vez que enciendas el aire acondicionado, debes cerrar el quemacocos y las ventanas para que el aire enfríe y para que la energía no se desperdicie.

5. Comparte el coche.- Si algún compañero de tu escuela o trabajo vive cerca de tu casa, lleven un solo coche, ya después se hacen bolas de cómo será la rutina. Es un desperdicio que una sola persona viaje en un coche para cinco.

6. Si puedes, llénale el tanque.- Trata de que el tanque de gasolina se mantenga siempre al menos a tres cuartos de su capacidad para que ésta no tenga mucho espacio y no se evapore. Procura también, no dejarlo estacionado en el sol porque esa es también una causa de que el combustible se evapore más rápido.

7. Apágalo cuando estés parado.- Cuando te encuentres en algún embotellamiento de tránsito o cuando esperes a alguien dentro de tu auto por periodos más largos de 10 minutos, apaga el motor. Recuerda que un vehículo contamina más cuando está parado y encendido que cuando está en movimiento.

8. No seas escandaloso.- No toques el claxon en exceso, el ruido también es un contaminante, de hecho uno de los compromisos de las armadoras de autos es desarrollar motores cada vez más silenciosos para reducir la contaminación auditiva.

9. No tires basura a la calle.- El smog y el ruido no son lo único con lo que contaminan los automóviles. Cada que tiras basura por la ventana también tú contribuyes a la decadencia del medio ambiente.

10. Dale mantenimiento.- Lleva tu auto periódicamente al taller para que le cambien los filtros de aire y de gasolina cada diez mil kilómetros. La afinación,  por lo menos una vez al año, no sirve solamente para que pases la verificación, también te ayuda a  que no gastes tanto en gasolina.

Esta entrada fue publicada en Ecología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s